Epidemia del siglo XXI en las mujeres: LA CELULITIS

Epidemia del siglo XXI en las mujeres: LA CELULITIS

celulitisINTRODUCCION:

La celulitis es una enfermedad del tejido subcutáneo que afecta a un 99% de las mujeres en mayor o menor medida. Este trastorno no siempre lleva asociado un exceso de peso pues también se observa en personas delgadas. La celulitis aunque no pone en riesgo la salud del paciente, es considerada un problema estético que modifica contornos, causa molestias y mina la autoestima de quien la padece.

La piel es un órgano que recubre nuestro cuerpo con el fin de aislarlo y protegerlo de las agresiones externas. Este órgano es imprescindible para la vida y está formado por tres capas.

Epidermis:Esta capa es la más externa. Su misión es la de reponer células y producir la Melanina que da color a nuestra piel.

Dermis: Es la capa intermedia y contiene vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas y glándulas sudoríparas.

Hipodermis: Se denomina también el tejido subcutáneo y es la que contiene en su mayor parte las células que almacenan la grasa y que se denominan Adipocitos. Los adipocitos acumulan sustancia grasa con el fin de regular la temperatura corporal y amortiguar posibles impactos externos. Cuando el almacenamiento de grasas no se armoniza con el desgaste de estas, se produce un aumento en la talla corporal. Así, los adipocitos o células grasas aumentan su tamaño y empujan la piel creando pequeños abultamientos o protuberancias que se manifiestan al exterior con el nombre de piel de naranja.

 

Cómo se forma la celulitis:

La Hipodermis está formada por multitud de adipocitos o células grasas entre las que circulan una serie de líquidos nutritivos que son el sostén de la piel. Estos líquidos nutritivos están formados por sangre, linfa, agua y oxigeno y además de alimentar la piel tienen la función de eliminar toxinas. Hay veces en que los adipocitos aumentan en exceso su tamaño impidiendo un correcto drenaje. Como consecuencia de esto, el líquido intercelular adquiere una consistencia espesa y el sistema micro-circulatorio no funciona de forma adecuada. Este proceso de “estancamiento” e incorrecta eliminación de toxinas produce la malformación externa de la piel conocida como celulitis. En algunas regiones como pelvis, muslos y nalgas, la mujer posee cinco  veces más células grasas y con un mayor tamaño que en las demás regiones del cuerpo. Si bien estas condiciones existen en las niñas desde su nacimiento, es en la pubertad, debido al estímulo hormonal, cuando producen el mayor almacenamiento de grasa y retención de líquidos. Es evidente que existe una íntima relación entre trastornos circulatorios y celulitis. La primera alteración que provoca esta patología es el entorpecimiento del drenaje linfático, encargado de la circulación del líquido corporal. Estas complicaciones se agravan por trastornos de la alimentación, el consumo de sustancias tóxicas, café, cigarrillos, alcohol, el sedentarismo y el embarazo.

 

Factores que influyen en la formación de celulitis:

-Tener antecedentes familiares.

-Vida sedentaria y falta de ejercicio.

-Dieta incompleta y desequilibrada.

-Sobrepeso y problemas circulatorios.

Por qué afecta la celulitis más a las mujeres que a los hombres:

La celulitis es un fenómeno de origen hormonal muy ligado a  los niveles de estrógenos, que son hormonas típicamente femeninas.

la propia distribución de las células grasas en unos y en otros. Mientras que en las mujeres los adipocitos se organizan perpendicularmente a la piel, en los hombres estos lo hacen de manera oblicua a la piel con lo cual se evita el efecto piel de naranja y se produce una menor deformación de los tejidos.

 

Tipos de celulitis

De acuerdo a su localización:

Generalizada:

Se observa en mujeres obesas

Comienza prematuramente y se acentúa en la pubertad.

Se ubica principalmente en los miembros inferiores, acompañada de trastornos circulatorios.

Localizada:

Afecta alguna zona en particular: facial, tronco, abdomen, región lumbosacra, miembros superiores o miembros inferiores.

De acuerdo a su consistencia:

Dura:

Se observa en mujeres jóvenes, de vida activa, que suelen practicar gimnasia.

Los tejidos son firmes y de buen tono muscular.

Fláccida:

Se presenta en mujeres con antecedentes hereditarios de celulitis

Generalmente tienen vida sedentaria y perdieron o ganaron peso en forma brusca.


Edematosa o mixta:

Aparece precozmente, en la pubertad generalmente

Los miembros inferiores están afectos en su totalidad y aumenta su volumen

Prevención de la celulitis

Manteniendo hábitos saludables es más difícil desarrollar celulitis. Estas medidas preventivas son:

Dejar de fumar, evitar el café, el alcohol, los alimentos refinados, fritos y altos en grasas, la ingesta excesiva de sal y el déficit de fibra en la dieta.

Beber dos litros diarios de agua.

Hacer ejercicio. Correr o caminar es muy recomendable.

Evitar el uso de prendas de vestir que se ajusten demasiado al cuerpo, el calzado  con tacones altos y las malas posturas.

Controlar el estrés.

Tener cuidado con el consumo de anticonceptivos, ya que favorecen la retención de líquidos.

 

Dr.  Jaouad Oulkadi

Juan Ferrando Fenoll

Clínica de Medicina Estética Dr. Oulkadi. – San Pedro de Alcantara – 29670 Marbella – Málaga