Combatir la celulitis y alisar la piel: eficacia de las ondas de choque

Combatir la celulitis y alisar la piel: eficacia de las ondas de choque

La celulitis es un problema estético que afecta a más del 80% de las mujeres. La medicina estética ofrece diversas alternativas y soluciones eficaces para paliarla, entre ellas las ondas de choque, que comenzaron a emplearse con fines médicos en el año 1980 para la destrucción de cálculos renales y hoy en día reducen considerablemente la acumulación de grasas dando firmeza y elasticidad a la piel. Es una técnica aprobada por la FDA americana.

Esta complicación nada tiene que ver con la obesidad, las causas que la provocan son:

  • Aumento por congestión de las células grasas subdérmicas.
  • Disminución del colágeno y fibras de elastina en la dermis.
  • Reducción del riego sanguíneo que produce una entrada insuficiente de nutrientes y dificultad en la salida de productos de desecho.

Indicaciones

Las ondas de choque se introducen en el cuerpo induciendo la vibración en el tejido conectivo y corrigen los factores desencadenantes de la inflamación aguda de los tejidos blandos por:

  • Incremento de riego sanguíneo con crecimiento de nuevos vasos capilares y aumento del suministro de oxígeno.
  • Remodelación del colágeno por proliferación de fibroblastos y creación de nuevas bandas de dicha molécula proteica originando aumento de la firmeza y la elasticidad en la zona a tratar.
  • Aumento de la eliminación de residuos por el sistema linfático y vascular que conduce a una reducción del edema y disminución de la apariencia de los hoyuelos que aparecen.

Por todo ello, entre sus excelentes resultados destacan los siguientes:

  • Reduce la piel de naranja: las ondas acústicas provocan una fuerte vibración que se dirige a romper los septos fibrosos acumulados.
  • Aumenta la elasticidad de la piel.
  • Disminuye la apariencia de las estrías.

Protocolo de tratamiento

El generador de este revolucionario instrumento se aplica directamente sobre la parte del cuerpo afectada, previa colocación de un gel conductor. El número de impactos, en una superficie aproximada de 200 cm2 es de 3.000 y su frecuencia es de 14 Hz y la presión de aplicación de 2 bares. La duración de las sesiones es de aproximadamente 20 minutos y el procedimiento es absolutamente indoloro y no invasivo.

Resultados

  • Alisamiento de la piel por disminución de la protusión de los lóbulos grasos hacia la piel debido a la pérdida de volumen de las células grasas.
  • Mejoría de la textura dermatológica, aumento de la elasticidad y reafirmación de la dermis.
  • Remodelación de colágeno por incremento de la proliferación de fibroblastos.
  • Mejora de la circulación.
  • Reducción de los perímetros de las zonas tratadas por mejora en el drenaje linfático y aumento del metabolismo de la célula grasa.
  • Rejuvenecimiento cutáneo con mejoría del tono.

Como se puede observar, con esta técnica se produce una disminución y mejoría de las áreas tratadas.

Antes                                                             Después 6 sesiones de tratamiento

antes-despues

 

Si quiere saber cuántas sesiones son necesarias para su tratamiento consulta con Clínica Tufet.

Efectos secundarios

  • Ligera sensación dolorosa al aplicar el aparato sobre la zona a tratar.
  • Equimosis o hematomas.
  • Eritema o rojez pasajera por el aumento de la circulación después del tratamiento.

Contraindicaciones

  • Embarazo.
  • Alteraciones de la coagulación o en tratamiento con anticoagulantes.
  • Marcapasos.
  • Arritmias cardiacas.
  • Epilepsia.

 

Clínica Tufet