Dietética, alimentación y nutrición

Dietética, alimentación y nutrición

Estetoscopio y manzana¿Es correcta la nutrición actual de las personas? La respuesta a esta pregunta es importante, ya que este aspecto constituye una de las funciones indispensables para el mantenimiento de la vida. La salud del ser humano y su supervivencia dependen de ella.

Al igual que otros organismos heterótrofos, el hombre necesita un aporte continuado de materias primas y energía para crecer, mantenerse y reproducirse. Estos materiales y la energía utilizada en su metabolismo proceden en última instancia de los nutrientes contenidos en los alimentos de la dieta. Además, una dieta que contenga componentes inadecuados (tóxicos), o bien cantidades excesivas de componentes “adecuados”, puede resultar perjudicial para mantener un estado de salud correcto y hasta constituir una fuente de enfermedades. De igual forma, una dieta que carezca de los nutrientes necesarios dará lugar a síndromes carenciales. La frase “somos lo que comemos” simplemente refleja tal situación. La sociedad actual nunca ha estado tan preocupada por su salud. Hoy en día la nutrición forma parte de la vida cotidiana de médicos y personas “normales” de la calle.

 

Diferentes conceptos relacionados

La dieta es la forma de organizar y presentar los alimentos para la ingesta. El hombre es, en principio, un heterótrofo omnívoro, lo que significa que su dieta debe ser variada. En la práctica, este concepto se refiere al “menú” en su forma de organizar los distintos platos, por lo que su relación es estrecha con las actividades culinarias, gastronómicas y de restauración. En medicina, la dietética o dietoterapia es el uso de la intervención alimentaria como recurso terapéutico.

La alimentación hace referencia al proceso de suministro de alimentos, y al estudio de los propios alimentos como tales, los cuales que son conjuntos de nutrientes. Pueden ser naturales y/o procesados, para su conservación y/o enriquecimiento. La bramatología es la ciencia que se ocupa del estudio de los alimentos. A la vez, desde el punto de vista fisiológico, la alimentación comprende las fases voluntarias del ingreso de alimentos: ingestión, masticación y primera fase de la deglución.

La nutrición, de forma similar, se puede considerar que hace referencia a dos facetas: los nutrientes por un lado y el proceso de su asimilación y utilización corporal por otro. Los nutrientes son las sustancias útiles (“nutritivas”) para el ser humano. Desde el punto de vista fisiológico, la nutrición incluye los procesos de digestión, absorción (=asimilación) y la utilización corporal, incluyendo sus funciones biológicas, mecanismos de acción y los casos de patología (exceso y carencias).

La nutrición humana se puede llevar a cabo de dos formas. Una nutrición enteral, que permite administrar alimentos más o menos “predigeridos” por vía digestiva, y de la que existen diversas formas, tanto por boca como por sonda (nasogástrica, nasoentérica, por gastrostomía o enterostomía) y, por otro lado, una nutrición especial que cortocircuita el tubo digestivo y administra nutrientes por vía venosa (nutrición parenteral), bien total o bien parcial. Un peligro de esta última radica en que deben utilizarse preparados artificiales que contengan los nutrientes como tales; y no los alimentos habituales, ya que por definición no se lleva a cabo el proceso digestivo sobre ellos. De esta forma, se fue descubriendo la importancia de algunos oligoelementos como el vanadio, toda vez que al principio no se incluían en las mezclas y daban lugar a estados carenciales.

 

Dra. Margarita Esteban (Bilbao)