Rejuvenecer sin cirugía ahora es más fácil

Rejuvenecer sin cirugía ahora es más fácil

Rostro rejuvenecido de mujerHoy en día son muchos los factores que aceleran el envejecimiento facial, como pueden ser las prisas o el estrés, y a los que además debemos sumar otros agentes externos contra los que no podemos luchar, como la contaminación y el sol. Pero no te preocupes, porque la buena noticia de todo esto es que hoy en día rejuvenecer sin cirugía…¡es más fácil!

¿CÓMO?

A través de tratamientos revolucionarios, no invasivos y poco costosos, cuyos resultados comienzan a ser visibles rápidamente:

* Toxina botulínica: consiste en inyecciones intramusculares de dosis muy pequeñas de botox (medicamento producido por la bacteria del botulismo) mediante las cuales se consigue la relajación del músculo y se evita su contracción, y por tanto, las consiguientes arrugas o líneas de expresión.

* Bioplastia: consiste en el implante de biomateriales compatibles con el cuerpo humano, que en ningún caso causan alergia o rechazo, y los cuales aumentan el volumen de determinadas áreas del rostro. Produce que los tejidos se eleven y reubiquen devolviendo al rostro su elasticidad y firmeza sin cortes, sin dolor y sin cicatrices.

* Hilos tensores: consiste en la colocación de hilos de polidioxanona en la dermis siguiendo los vectores de tensión que previamente se hayan diseñado para cada zona, y así reafirmar y retensar las estructuras internas de la piel. Su efecto es de lifting biológico auto inducido por la producción de fibroblastos y colágeno alrededor del hilo insertado.

* Mesoterapia facial: consiste en microinyecciones muy superficiales por debajo de la piel de ciertos medicamentos a base de vitaminas y sustancias antioxidantes que logran tonificar, revitalizar, hidratar, nutrir y dar luminosidad a la piel.

* Bioestimulación (Plasma): consiste en obtener una muestra de sangre para procesarla mediante centrifugación, y así separar la parte en la que se encuentran las plaquetas que contienen en su interior los factores de crecimiento plaquetario. Una vez separadas se infiltran en la piel del paciente para estimular la regeneración y reparación celular, ya que estas plaquetas activan ciertas funciones anabólicas produciendo más cantidad de colágeno, elastina y ácido hilaurónico.

Como puedes ver, volver a recuperar la firmeza de tu rostro y rejuvenecerlo es ahora más sencillo que nunca a través de tratamientos seguros que se adaptan a cada necesidad.

¡Aprovéchate de los avances realizados en medicina estética! Yo te cuento cómo y todos los detalles.

Dra. Humildad Ruiz Medicina estética en Logroño