Depilación láser: piel perfecta de cara al verano

Depilación láser: piel perfecta de cara al verano

Chica con rostro luminoso y guapaLa depilación láser se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los tratamientos estrella de los centros de estética, especialmente con la llegada del verano, aunque cada vez son más las mujeres, y también los hombres, que anhelan una buena depilación durante todo el año.

El Institut Doctora Natalia Ribé dispone de las últimas tecnologías en láser, consiguiendo así la máxima efectividad y la mínima molestia, dos premisas básicas cuando el paciente se informa sobre esta técnica para erradicar el inestético vello.

 

Recomendaciones de interés

La Dra. Natalia Ribé aporta algunos consejos para que la depilación sea lo más efectiva posible:

 

“No depilarse arrancando el pelo antes de iniciar el tratamiento”

Cuanta más carga melánica haya, más reconocimiento del pelo por parte del láser habrá. Es por eso que el fototipo de la piel del paciente puede dar pistas sobre el éxito del procedimiento, ya que pelos muy rubios con cargas melánicas muy bajas, no son bien reconocidos por el láser y por tanto la depilación no acaba siendo buena. Los fototipos más idóneos se encuentran entre el I y el III, porque corresponden a pieles claras con pelo oscuro, ambos factores ideales para el reconocimiento del láser.

 

 “Elegir la época de año adecuada para iniciar estos tratamientos”

Para lucir una bonita piel depilada de cara al verano, es importante iniciar ahora el tratamiento, ya que cuanto menos bronceada esté la piel, más efectivo será el mismo.

 

“Evitar a posteriori la exposición al sol sin una crema con factor de protección solar alto”

En cuanto al protocolo, el número de sesiones dependerá siempre de la zona a tratar y del fototipo, pero se estima entre 6 y 8, y la duración de caada una de ellas estará también sujeta al área de zona a depilar: piernas, glúteos, ingles, axilas, espalda, etc.

La aplicación de crema anestésica dependerá también de la sensibilidad al dolor que manifieste el paciente; en principio no se trata de un tratamiento doloroso, pero en determinados pacientes puede causar una pequeña molestia, evitable con el uso tópico de anestesia. Una vez finalizado el tratamiento, se aplicarán cremas calmantes que rebajen la irritación normal tras el láser.

 

INSTITUT DRA. NATALIA RIBE (Barcelona)