Usos de la carboxiterapia en medicina estética

Usos de la carboxiterapia en medicina estética

mujer comprobando celulitis en su musloLa carboxiterapia es el tratamiento con gas carbónico con fines terapéuticos. Dicho gas que usamos en las consultas y clínicas de medicina estética es de uso medicinal, no tóxico y no embólico, siendo el mismo que se emplea en la laparoscopia. Este procedimiento usa dos mecanismos de acción importantes que justifican sus resultados:

Por un lado, la inyección del dióxido de carbono (CO2) produce dilatación de los vasos sanguíneos con el consiguiente aumento de la circulación y por tanto del aporte de oxígeno y nutrientes en la zona tratada. Por otro lado, el flujo (presión) con el que se administra tiene un efecto mecánico que debilita y rompe la pared de las células grasas por lo que tiene un efecto lipolítico.

 

Aplicación

La aplicación de CO2 (carboxiterapia) es una nueva técnica que está dando mucho que hablar en estos últimos tiempos, debido a sus resultados evidentes e inocuos dentro del campo de la medicina y estética. En este último el uso del CO2 tiene un efecto estimulador de la producción de colágeno y elastina facilitando un rejuvenecimiento facial casi natural.

En nuestra consulta obtenemos unos resultados importantes en el tratamiento de la celulitis, la grasa localizada y el apoyo en regímenes dietéticos. También tiene un efecto mecánico muy significativo en el tratamiento de las estrías, cicatrices y otras marcas cutáneas, ya que despega planos de la piel y permite la correcta cicatrización con formación de colágeno y retracción de la zona.

 

Usos

Cuando se emplea la carboxiterapia para tratar rejuvenecimiento se administra inyectada, variando el plano o la profundidad según el problema estético que queremos tratar, de ahí que es un tratamiento eminentemente médico. Un tratamiento muy demandado tanto por mujeres como por hombres. Aplicando su uso en mayor frecuencia en:

  • Líneas de expresión, arrugas e imperfecciones del rostro
  • Úlceras en las piernas.
  • Alopecia tanto femenina como masculina.
  • Ojeras, con muy buenos resultados y constituyendo uno de los pocos tratamientos efectivos, duraderos y que no implican relleno.
  • Estrías.
  • Grasa localizada.
  • Rejuvenecimiento de cara cuello y escote.
  • Apoyo a los tratamientos dietéticos.
  • Complemento en tratamientos de liposucción.

 

La forma en que uno se ve, tiene un efecto impresionante en la forma en que uno se siente. Por lo tanto el uso del CO2 es un recurso muy valioso que podría ayudarnos no solo a desaparecer aquellas arrugas y líneas de expresión tan molestas, o a  proporcionar luminosidad y  turgencia extrema, sino también nos ayudaría grandiosamente  a prevenir un envejecimiento prematuro.

El CO2 es una muy buena alternativa terapéutica y estética que nos ofrece una transformación casi natural que puede hacer vernos tan jóvenes como nos sentimos.

Carboxiterapia Dra. Alejandra Almenares

 

Clínica Doctora Alejandra Almenares en Tenerife