La importancia de renovarnos por fuera y por dentro

La importancia de renovarnos por fuera y por dentro

Chica sentada observándose la pielNingún mes como septiembre supone -con permiso de enero-, un ejercicio tan arrebatado y sincero de buenos propósitos estéticos de cara a la nueva temporada. Tras el verano, la operación “Vuelta al Cole”, la reincorporación al trabajo, el cambio horario y la llegada del otoño, nuestro rostro y cuerpo no solo acusan más que los excesos vacacionales sino -también- el rastro que el agotador regreso a la normalidad deja en nosotros.

Es ésta, por tanto, una época de pide a gritos la renovación y puesta a punto de nuestra belleza con soluciones que sean efectivas desde el exterior y que nos aporten todo lo que, además y a nivel interior, nuestro organismo necesita.

En “Gema Cabañero | Clínica Antiaging y Estética Avanzada”, conscientes de que trabajar solo desde fuera es quedarse corto, somos expertos en proponer tratamientos médico estéticos combinados donde cuidamos, mimamos y reparamos desde el origen lo que atañe a tu rostro y tu cuerpo.

Para ello, nos valemos del exclusivo “Diagnóstico Inner Wellness”creado por Gema Cabañero, gracias al cual y partiendo de un primer examen ocular donde detectamos a través de la córnea los niveles de glicación, inflamación y oxidación celular, proponemos a cada paciente un tratamiento absolutamente personalizado que cubra todas sus expectativas de equilibrio estético, bienestar y belleza.

Además de apoyarnos en la más exclusiva y potente aparatología médico estética, en nuestro centro coadyuvamos todos nuestros tratamientos con Soluciones Antiaging que, basadas en formulaciones nutricosméticas de alta gama (con un índice de concentración de principios activos inédito en el mercado) logran detener y, en muchos casos, revertir los efectos que el paso del tiempo deja a nivel externo e interno en nuestro organismo.

Tras el verano y la llegada de septiembre se abre la veda, como decíamos, a los buenos hábitos estéticos, siendo imprescindible limpiar, exfoliar, rehidratar y nutrir nuestra piel, detoxificar nuestro cuerpo, atacar el fotoenvejecimiento y tratar de manera integral -entre otros inesteticismos- las manchas, arrugas y líneas de expresión que suelen acentuarse durante las vacaciones debido a la excesiva exposición solar a la que nos sometemos.

La radiofrecuencia médica (que estimula a nivel dérmico profundo la producción de elastina, colágeno y ácido hialurónico), la mesoterapia (que revitaliza la piel tornándola jugosa y radiante) o los cócteles enzimáticos como el Bihaku (que logran resultados dérmicos espectaculares a partir de vitaminas, aminoácidos, proteínas, enzimas y potentes antioxidantes que regeneran las membranas celulares) son un “must” de belleza previo al otoño. Gracias a ellos, lograremos poner a punto rostro y cuerpo preparándolos, además, para tratamientos específicos de otoño-invierno que requieren -sí o sí- de la “caída solar” para poder llevarlos a cabo.

No queremos dejar de insistir en este nuestro primer post de la temporada en el impacto que tienen sobre la salud y la belleza una dieta balanceada y una ingesta rica en micronutrientes esenciales que ayuden a restablecer nuestra energía y equilibrio orgánico. Aportes regulares de Omega 3, colágeno, magnesio, probióticos o clorofila nos ayudarán a lograrlo de manera natural, coherente, sana y paulatina. Y, además, lo notaremos (y lo notarán) por dentro y por fuera.

¡Feliz septiembre para todos!

GEMA CABAÑERO | CLÍNICA ANTIAGING & ESTÉTICA AVANZADA