Regalar belleza y salud en Navidad pero con seguridad

Regalar belleza y salud en Navidad pero con seguridad

Mujer contenta con regaloSe acercan las Navidades, los días más entrañables del año, en los que la salud, la belleza y el bienestar van más que nunca, de la mano. Son fechas de encuentros, de sensaciones, en los que todos quieren estar y sentirse bien, pero LA BELLEZA NO SE IMPROVISA.

A partir de ahora aparecerán mil reclamos que anuncian belleza exprés y flash radiantes, pero: ¿es suficiente?

Siempre es el momento oportuno para empezar a cuidarse, a sentirse bien y a ser capaces de sacar lo mejor de uno mismo y mostrar la mejor imagen, pero no solamente con un acto puntual, sino como un abordaje integral, basada en un correcto diagnóstico del tipo de piel, estudio de la imagen y valoración del estado de salud.

Siempre en manos profesionales

Es necesario dejarse aconsejar por un profesional que valore, explique y detalle tras la correcta valoración, cuál debe ser el plan de salud y belleza, que comienza hoy y que le hará sentirse único en los momentos especiales.

En invierno el cutis va a someterse a agresiones ambientales, frío, choques térmicos, lluvia, nieve… Por eso hay que preparalo (hidratar, nutrir, cócteles de vitaminas, factores de crecimiento…) y/o repararlo porque ha pasado el verano y y la piel puede estar manchada (se puede tratar entonces con luz pulsada, peelings, láser, etc.).

Ahora es el momento de mimar el rostro, recibir una exfoliación, hidratación, eliminar pequeñas manchas, suavizar las arrugas… sin olvidar que: “El mejor cosmético para la belleza, es la felicidad” (Condesa de Brantöme).

Además, y por supuesto, se va a embellecer, la dermis está preparada. Es el momento de corregir cicatrices, reponer volúmenes, combatir flacidez, con todas las armas que la medicina estética pone al alcance: tecnología láser, radiofrecuencia, los nuevos materiales de relleno que además estimulan la formación de colágeno y redensifican la piel, hilos tensores…

Solo sobre una piel cuidada se podrá lucir un buen maquillaje, que resalte las facciones y corrija imperfecciones.

Prevenir para ganar

Se acercan días de comidas especiales muchas veces hipercalóricas. Hay que aprender a comer bien, con comidas al alcance de la salud de todos. En cada mesa de cada familia se sentarán hipertensos, personas diabéticas, mujeres embarazadas, niños, adultos, adolescentes y abuelos, cada uno con diferentes necesidades. Hay que cuidar que todos disfruten en la mesa y ninguno se sienta enfermo.

En las celebraciones todos quieren lucir su mejor aspecto. Es el momento de la puesta a punto: drenaje linfático, radiofrecuencia y por qué no, aprovechar las mini-vacaciones para esa liposucción o la blefaroplastia, que “siempre quise hacerme”.

La medicina estética es siempre medicina preventiva, medicina del bienestar es la que corrige inestetismos y potencia y mantiene la belleza de las personas que acuden a ella.

Iniciamos el Adviento, el tiempo de la preparación y ahora es el momento, de regalar salud y regalar belleza, cuidarse y cuidar, de preparar regalos saludables llenos de propuestas de belleza para los que amamos.

Y ahora sí, llegan los días 10. Aprender a maquillarnos, un buen visagismo (cejas, pestañas, manos, pies…). Todo a punto para vivir estas fiestas radiantes. En estos días las Clínicas de Mediestetic abren sus puertas para mostrar todos sus tratamientos, nuevas tecnologías y promociones.

Se presentará también el catálogo-regalo de Salud y Belleza, porque esta Navidad, Mediestetic es tu regalo.

El que no lleva la belleza dentro del alma, no la encontrará en ninguna parte
Noel Clarasó

Clínicas Mediestetic