Rejuvenecimiento natural con PRP enriquecido con ozono

Rejuvenecimiento natural con PRP enriquecido con ozono

Mujer con rostro luminoso y flores en una manoLa profesión médica se caracteriza por ofrecer siempre las técnicas mas avanzadas y seguras para la atención y cuidado de los pacientes. En estos momentos se está aplicando en las consultas de Medicina Estética el tratamiento antiaging más efectivo y natural existente, el plasma rico en plaquetasPRP enriquecido con ozono, lo cual potencia ampliamente sus resultados.

 

Factores de crecimiento plaquetarios

El PRP es un producto biológico, autólogo, obtenido del plasma del propio paciente, no produce alergias, rechazo o contagio de enfermedades. Esto permite afirmar que, en principio, no existe ninguna contraindicación absoluta, por eso es útil para cualquier persona, independientemente de su edad o condición. Se basa en las proteínas de la propia persona: la obtención se efectúa mediante el centrifugado de la sangre extraída en ese momento.

Es una nueva terapia fundamentada en el potencial regenerativo y antiinflamatorio de los factores de crecimiento contenidos en las plaquetas que actúan estimulando las células madres para la fabricación nuevamente del colágeno de la piel.

La combinación con la ozonoterapia produce una potenciación de los resultados por sus efectos antinflamatorios, antirradicales libres y germicida. El PRP es capaz de aumentar el grosor cutáneo, devolverle su elasticidad y firmeza, disminuir los efectos sobre la misma de la oxidación celular y eliminar arrugas. Las plaquetas liberan los factores de crecimiento que se encargan, fundamentalmente, de estimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido. Es decir, activan el organismo en la zona donde se liberan ayudando a reconstruir el tejido, produciéndose un efecto reparador para rejuvenecer la dermis.

En el caso de la piel los resultados son espectaculares porque se aprecian fácilmente, regulan la remodelación de la epidermis y de la dermis e influyen en la apariencia y textura cutánea. Con ellas se provoca la regeneración celular y la piel rejuvenece, porque producen una mayor y más rápida revascularización de la misma, además estimulan la producción de glicosaminoglicanos, fibras colágenas y elásticas necesarias para sustituir las estructuras alteradas por el paso de los años.

 

Funciones de los factores de crecimiento plaquetarios

 

  • Regulan funciones esenciales para la regeneración, remodelación y reparación de los tejidos.
  • Tienen la capacidad para atraer y orientar a las células hacia el lugar en que son necesarias.
  • Actúan en la división celular para producir células nuevas.
  • Favorecen el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos.
  • Activan la síntesis de la matriz celular.

 

Resultados tras el procedimiento 

 

  • Aumento de grosor de la epidermis.
  • Una recuperación de su consistencia elástica.
  • Una mejoría de la revascularización.
  • Una mayor tersura de la piel.

 

Factores de crecimiento plaquetario enriquecido con ozono

 

La ventaja de enriquecer los factores de crecimiento con esta sustancia es porque es un potente desinfectante, antibacteriano, antivírico y antimicótico y, además, posee una extraordinaria capacidad antioxidante y, por lo tanto, al tiempo que estimula la desintoxicación ayuda a oxigenar y regenerar el tejido.

Todas las pieles se benefician del tratamiento, aunque es casi más espectacular en las que están muy dañadas, que en las que no lo están tanto. Siempre se obtiene una mejoría notable en la calidad cutánea pero, evidentemente, no es lo mismo tratar una de 35 años bien cuidada, que una de 60 que nunca se ha cuidado o está estropeada por los efectos del tabaco o del sol.

La piel, cuanto más joven es, mejor responde. Hay que tener en cuenta que no es un tratamiento cosmético que actúa desde fuera. Es un método natural y fisiológico que utiliza las propias proteínas del organismo, seleccionadas y concentradas, para que reparen el daño producido por el paso del tiempo o por las lesiones solares.

Hay que esperar el tiempo necesario. Los factores de crecimiento tienen que actuar estimulando el tejido; por tanto, no hay un resultado instantáneo. Los efectos aparecen con el paso de los días y aumentan a medida que estos transcurren.

Cuando se usan plaquetas ozonizadas el tratamiento se repite cada tres meses a fin de permitir que la dermis se regenere. Normalmente bastan 30 días entre sesión y sesión, pero con la ozonización la estimulación es muy intensa y por eso se deja pasar más tiempo, para que se estabilice la regeneración y así volver a estimular sobre un tejido de mejor calidad.

El procedimiento se realiza en un medio hospitalario, sin peligro alguno para la persona. También es indoloro, ya que se aplica con anestesia tópica y no tiene efecto secundario alguno porque es un implante autólogo, por tanto, no hay posibles reacciones alérgicas.

El paciente se reincorpora de inmediato a su actividad normal y no existen limitaciones físicas después de la aplicación.

El resultado al finalizarlo dura un año y medio aproximadamente, momento en el que será necesaria una sesión de refuerzo.

Los efectos dependen de las características y hábitos del propio paciente, como el tipo de piel, las lesiones preexistentes, hábitos tóxicos, alimentación y exposición solar entre otros.

Algo tan natural y con resultados permanentes está actualmente al alcance de todos los bolsillos.

 

Dra. Licel Pereira (Chiclana de la Frontera)

Medicina estética y ozonoterapia